22 de enero de 2012

Tiempo de


Era tiempo de callar, de guardar silencio
Lo mejor sería no reprochar, nada
Pero las miradas se volvieron intempestivas
Ellas en su juego de encuentros y desencuentros
Callaron al silencio, lo volvieron de papel
En el trazaron la hoja de ruta, que
Inevitablemente acabaría por distanciarlas

No hay comentarios: