14 de octubre de 2011

Reflexiones

Hoy, tras haber hecho un ensayo sobre los autores contractualistas, leído a Aristóteles sobre el buen ciudadano, recordado a Fausto y continuado una discusión sobre la importancia del estudio de la historia; el mito de Adán y Eva recobró sentido.
"Mira, sólo esto descubrí: Dios hizo sencillo al hombre, pero él se complicó con tantos razonamientos." Eclesiastes 7:29
Cuando escribo esto voy en el transporte público. Un niño se me quedó viendo fijamente. Traté de ignorarlo pero continuó, invadía mi espacio, en verdad desee cachetéarle. Levanté la mirada, lo vi a los ojos fijo. Sostuvo la mirada, pensé -¿Qué pensará?-, creí por un momento que era un demonio, pero en realidad soy ateo. ¿Por qué sostuvo la mirada tanto tiempo, callado, cuasi demoníaco, tanto tiempo? Será por ignominia pensé.

Por qué estudiar historia. Para encontrar conciencia de los hechos, quizá tener herramientas para transformar nuestro presente. Marx estudió la historia y así denunció la dominación del hombre por el hombre.
Sus ideas influyeron, surgió la Casa del Obrero Mundial, esta a su vez apoyó a Venustiano Carranza, Primer Jefe de la Revolución mexicana, con un batallón, así cuando el constituyente se reunió en Querétaro, para darnos la Constitución que rige a todos los mexicanos, el tema laboral fue de primera importancia. Su impacto fue tal que nuestra Constitución no sólo enuncia los derechos subjetivos de que pueda gozar el trabajador, sino que además reglamenta toda la cuestión laboral(1) dejando a la ley secundaria una función más bien supletoria. En su momento la legislación laboral mexicana fue el puntero a nivel mundial, y nuestra constitución una innovación no vista desde la Carta de los Derechos del Hombre y el Ciudadano. Aunque indirectamente, así influyó el estudio de la historia en el México moderno.

Muchos pensarían que la ignorancia es un don. No quiero discutir aquí como algunos llegarían a semejante conclusión, pero en verdad hay personas más necias, que en lugar de realmente dialogar, pretender saber lanzando críticas, por el gusto de hacerlo, a todo argumento que se les ofrece para que se tomen el tiempo de abrir un libro y aprender algo. Regresando a la ignorancia: En un estado de naturaleza, como lo describiría Rousseau(2), sí, sí sería un don.
Pero vivimos en un estado de guerra de todos contra todos(3), al estilo de Hobbes, donde la ignorancia es una cruz.

Poco antes di mi clase de Textos Políticos I a las dos Alejandras(4). Les platiqué del concepto de constitución en Aristóteles, la oligarquía y la democracia.
Después tocó el turno de Plutarco, quien narró las vidas de los hermanos Graco, quienes siendo Patricios(5) vivieron en una Roma que era gobernada, de facto, por una Oligarquía latifundista. Así los hermanos Graco propusieron una reforma agraria. ¿Algún paralelo con el México previo a la Revolución mexicana?(6)

Pero supongo que ver esto en la historia y compararlo con nuestros tiempos sería un trabajo ocioso.

Mi único punto es: una de las alumnas me dijo, después de la clase sobre Platón, que la política le resultaba aburrida (la otra señaló que era irrelevante). Después de esta clase sobre Aristóteles y Plutarco su opinión cambió. ¿Será que quizá haya sembrado una pequeña semilla de conciencia ciudadana en ésta chica?

No lo sé, como buen filósofo lo que pueda decir son meras conjeturas.

¡Que felices eras Adán y Eva en el Edén, ignorantes de toda naturaleza!


1. Artículo 123 de la Constitución Mexicana, un verdadero tratado sobre legislación laboral que reglamenta el trabajo de mujeres y niños, la jornada máxima, el día de descanso, el trabajo nocturno y las prestaciones. Se ha dicho que aquel abogado que se dedica a la rama laboral es un mediocre, esto porque el empleado siempre tiene las de ganar en un litigio contra su patrón.
2. Rousseau indicaba que el estado de naturaleza era perfecto pues lo había creado Dios. Y continuaba indicando que es en el estado social donde el hombre se pervirtió por causa de la ciencia y el hecho de tener que aparentar algo distinto de lo que en verdad es.
3. Hobbes por su parte indicó que en el estado de naturaleza (que de hecho, en su caso era sólo una idea hipotética) el hombre se encuentra sujeto a sus pasiones, entre ellas el miedo. Poco después, basado en el miedo, justifica la esclavitud: si un hombre es derrotado en batalla, éste, impulsado por el miedo a morir, puede justamente ofrecer su trabajo como moneda de cambio por su vida, así el vencedor le perdona la vida pero lo vuelve esclavo.
4. Dos alumnas de preparatoria, comparten el nombre.
5. Los Patricios eran descendientes directos de las treinta curias (tribus) originales de Roma. Por ello conservaban un cierto prestigio y poder derivado de sangre y herencia.
6. En México la reforma agraria fue propuesta por los generales Emiliano Zapata y Francisco Villa así como los pensadores Wistano Luis Orozco, Andrés Molina Enríquez y Luis Cabrera. Venustiano Carranza se mostraba reacio a endorsar política reformista alguna, el sólo deseaba restituir el orden constitucional bajo la Constitución de 1857. Pero se vio en la necesidad, ora como estrategia de guerra, ora por el fuerte ímpetu que tenía el movimiento agrario, de realizar decretos en materia agraria, incluso antes de iniciar los trabajos de la Constitución de 1917. Esta última recogió gran parte del pensamiento agrario de los antes mencionados en su artículo 27.

No hay comentarios: