4 de junio de 2011

Las revoluciones de Túnez y Egipto y la visión Aristotélica de revolución.

Contenido

1. Introducción
2. Tipología aristotélica del gobierno
3. El dictador moderno y el tirano de Aristóteles
4. La situación en el mundo árabe
5. Causa determinante de la revolución jazmín
6. Conclusión

1. Introducción

El cuatro de enero Mohamed Bouazizi murió por las quemaduras subsecuentes a la inmolación que se infligió en protesta por la actitud de las autoridades policiales de su pueblo natal en Túnez. El diecisiete de diciembre del 2010 una policía había confiscado el carro de verduras de Bouazizi. Carro que él utilizaba para darle sustento a su familia de ocho miembros. Al intentar pagar la multa, dicha policía lo cacheteó, escupió y ofendió a su padre muerto. Varias protestas en repudio al trato dado a Bouazizi siguieron a su inmolación. Esto fue el origen de la revolución jazmín, como se le conoce a los sucesos ocurridos [Europe1, 2011], que logró derrocar al presidente Ben Alí.

En las próximas páginas es mi intención delinear la situación actual en algunos países con regímenes dictatoriales tomando en cuenta las ideas vertidas por Aristóteles en el Libro VIII de su Política. Con ello demostraré la impresionante vigencia que a más de dos mil años siguen conservando sus ideas, aunque de todas ellas sólo utilizaré unas cuantas, toda vez que Aristóteles hizo un análisis extensivo de diversas formas de gobierno y diversas causas de revolución, y en los países que analizo parece haber más similitudes que disparidades. Aunque haré mención de diversos países, me enfocaré particularmente en Túnez y Egipto cuyas sociedades han logrado un cambio de mandatario.
Me limitaré así mismo a hacer una exposición de los hechos tal como son conocidos por medio de los medios de comunicación internacionales, tratando de exponer el ser encuadrándolo dentro de las ideas aristotélicas mencionadas.

2. Tipología aristotélica del gobierno

En Aristóteles vemos tres formas de gobierno, a saber: monarquía, aristocracia y democracia o πολιτεία [Bobbio, 2010]. Las cuales cuentan con sus correspondientes formas corruptas: tiranía, oligarquía y en el caso de la πολιτεία: democracia, recordemos que en Aristóteles la democracia equivale más o menos al término actual de demagogia.
Por último Aristóteles menciona otra posibilidad que es que la aristocracia pueda degenerar en democracia y la República en oligarquía [Política, pág. 343]. Menciona además que la tiranía es una mezcla de la oligarquía y la democracia llevadas al extremo [Política, pág. 346].

3. El dictador moderno y el tirano de Aristóteles

Aristóteles reconoce la existencia de monarquías y menciona que la corrupción de dicho tipo de gobierno es la tiranía, gobernada por el tirano. En un contexto moderno el dictador no surge de la corrupción de una monarquía sino de la corrupción de la República. Sin embargo guarda similitudes impresionantes con el tirano de Aristóteles.
El dictador se caracteriza porque gobierna por decreto, reprime a sus oponentes políticos y promueve un fuerte culto a la personalidad. Ejemplo de esto último es Saparmurat Niyazov, extinto presidente de Turkmenistán, quien por decreto se hizo llamar Turkmenbashi o padre de todos los turkmenos, mandó erigirse una estatua de oro que rotaba 360 grados de manera que el sol siempre iluminara su rostro [The Times Online, 2010], por su voluntad los noticieros comenzaban con un juramento solemne, en el sentido de que las lenguas de los presentadores se secarían, si alguna calumnia era hecha contra el país, la bandera o el presidente [CPJ.org, 2006]. Por último es de interés mencionar que su retrato era visto en todas partes, y difícilmente había una cuadra donde no se viera su imagen [CBS News, 2004].
El dictador puede surgir de un golpe de estado, como Pinochet en Chile; una revolución, como Castro en Cuba o una guerra civil, como la guerra de Corea. De esta última surgió Corea del Norte que se convirtió en una suerte de dictadura hereditaria de la cual Kim Il-Sung, a pesar de haber fallecido en 1994, es presidente eterno [Reforma a la Constitución de Corea del Norte, 1994]. Ahora su hijo Kim Jong-Il es líder supremo. Se espera que el próximo líder sea Kim Jong-Um hijo de Kim Jong-Il, perpetuando así la dinastía [BBC, 2009].
Como se mencionó, Castro llegó a ser dirigente de Cuba por medio de una revolución, se convirtió en un demagogo al instaurar un régimen socialista y se perpetuó en poder por décadas. Al respecto Aristóteles mencionaba que cuando el mismo individuo era demagogo y jefe militar, sus revoluciones llevaban a la tiranía; en efecto la mayor parte de los tiranos eran caudillos populares [Política. Pág. 333].
Otra característica propia de algunos dictadores es el aparente respeto de las instituciones democráticas. Ben Ali, despuesto tras la revolución jazmín, celebraba elecciones populares en las cuales siempre resultaba ganador por amplios margenes de ventaja, en octubre del 2009 se renovó para un quinto término en la presidencia con un 89.62% de las votaciones [Zócalo Saltillo, 2009]. En Egipto las últimas elecciones fueron realizadas en 2005, Hosni Mubarak ganó con un 88% de los votos y poco después encarceló a su oponente Ayman Nour [DailyFT, 2011].
Para mantenerse en el poder el dictador frecuentemente se rodea de una oligarquía. Ya Aristóteles mencionaba que la tiranía es una mezcla de oligarquía y democracia [Política, pág. 356]. En Egipto bajo el gobierno de Hosni Mubarak la oligarquía compuesta por hombres de negocio, generales y políticos no movió un dedo hasta que la revolución estuvo en puertas, ya que durante años prosperaron a costillas de otros, y sólo entonces acomodaron un posible reemplazo en Gen Suleiman [BBC, 2011]. En Túnez la oligarquía estaba compuesta por la familia de Ben Alí y su esposa Leila Trabelsi [Newsweek, 2011].
Así mismo menciona Aristóteles que la guardia del rey se conforma de ciudadanos, la del tirano de extranjeros y también nos dice que la tiranía tiene la desconfianza del pueblo y es por ello que no le da armas [Política, pág. 359]. En Libia el actual líder Muammar Gadafi ha sido acusado de utilizar una milicia de extranjeros para atacar a los protestantes demócratas [NPR, 2011]. En Túnez, a pesar de ser un hombre de milicia, Ben Ali no utilizó al ejercito regular, en su lugar y para intentar reprimir al pueblo utilizó una Fuerza Policial Especial [DailyFT, 2011].
Al afirmar que la tiranía es una mezcla de la democracia y la oligarquía Aristóteles nos dice que este es el sistema más funesto para los ciudadanos toda vez que adolece de los vicios de los otros dos [Política, pág. 356]. Entonces la mayor parte de los tiranos comienzan como demagogos [Política, pág. 356]. Niyazov de Turkmenistán (país de mayoría musulmana), quien se hacía llamar Turkmenbashi o Líder Turkmeno, afirmaba que si él fuera trabajador y tuviera todas las cosas que tiene la gente en Turkmenistán portaría una foto de su presidente en la ropa, después de todo él estaba en contra de ver fotografías suyas en todas partes, pero eso es lo que la gente quiere [CBS News, 2004].
Un demagogo empieza por atraer la confianza del pueblo al criticar a los hombres más visibles [Política, pág. 356]. Bajo este término aristotélico se puede mencionar que Hugo Chávez es un demagogo. En 2009 expropió 9 campos de golf y afirmó que era un deporte de ricos [Libertad Digital, 2009], esto para construir casas para sus comunidades socialistas [Infobae, 2011]. Así mismo ha expropiado diversas empresas nacionales y extranjeras esgrimiendo el beneficio del pueblo de su régimen socialista y vilipendiando a las clases altas. Esto concuerda con la idea de que de la democracia la tiranía toma la expoliación de los ricos, persiguiéndolos o mortificándolos por medios declarados o secretos [Política, pág. 359]

4. La situación en el mundo árabe

La tasa de desempleo en los países del mundo árabe es más elevada que la media mundial. La Organización Internacional del Trabajo reportó en enero de este año que la tasa de desempleo promedio en los países árabes era de 10.3% contra un 6.2% de la media internacional. Y el dato se vuelve más severo cuando se mira el segmento joven de la población de hasta 25 años de edad donde la tasa de desempleo equivale a un 40% [Ansamed; 2011].
En 2009 el Instituto del Cairo para Estudios sobre Derechos Humanos publicó un reporte en el que tras analizar doce países del mundo árabe concluyó que la situación de derechos humanos había empeorado en comparación con el año pasado. Este reporte mencionaba que Egipto era campeón en torturas mientras Siria lo era en represión de activistas [Inquirer.net, 2009]. En Túnez, según información del ministerio de asuntos exteriores de Israel, en 2001 había cerca de 1000 prisioneros políticos y el mismo reporte del Instituto del Cairo menciona que las torturas eran rutinarias igual que en Bahrein y Arabia Saudita.
Según el Indice de Libertad de Prensa para el 2010 de Reporteros sin Fronteras, Egipto se ubicó en el lugar 127; Túnez, 164; Siria, 173; Libia, 160 y Arabia Saudita, 157; esto en una lista de 178 lugares donde Eritrea se colocó en la retaguardia y Finlandia a la vanguardia. Esto es una muestra clara de que la libertad de prensa en dichos países árabes se encuentra muy restringida. Turkmenistán, por su parte, aun está clasificado como uno de los tres peores lugares para la libertad de prensa según Reporteros sin Fronteras, a pesar de que el Turkmenbashi falleció en 2006.
En el libro octavo de su Política, Aristóteles confirma que una de las maneras de conservar la tiranía es empobrecer a la ciudadanía. En Túnez la tasa de desempleo oficial a principios de 2011 era de 14%, pero en el poblado de Bouazizi, Sidi Bouzid, según lideres sindicales llega a incluso un 30% [New York Times, 2011]. Cuando Mubarak llegó al poder en Egipto la tasa de pobreza absoluta era de 39%, para el 2011 había escalado a un 43% [DailyFT, 2011].

En Túnez la familia del depuesto presidente Ben Ali había estado utilizando su posición para obtener beneficios personales desmesurados.
Un artículo de Newsweek del 23 de enero de este año asegura que Ben Ali y su familia operaban una mafia de Estado, por ello el gobierno de Ben Ali puede ser considerado una cleptocracia (término no encontrado en Aristóteles, pero que considero adecuado), que no es otra cosa que un gobierno de ladrones. Forma ligada íntimamente con las formas oligárquicas de gobierno y confirmación de que la codicia de los que gobiernan se satisface a costa de los particulares o a expensas del Estado [Política, pág. 322].
Una vez que Ben Ali y su esposa Leila Trabelsi habían huido a Arabia Saudita los saqueadores invadieron sus mansiones con vista al mar mediterráneo; en la casa de uno de los sobrinos de Leila se podían ver camionetas y autos Mercedes Benz; en el hogar de la hermana de Leila había cajas de Swarovsky, Channel y Prada inundando los cuartos; en la villa de otro sobrino, como monumento al lujo, se encontró un elevador en una casa de dos plantas [Newsweek, 2011]. Aristóteles confirmaba que el tirano busca el beneficio personal, no el del pueblo [Política, pág. 358].

5. Causa determinante de la revolución jazmín.

Aristóteles menciona que se necesita de poca cosa para que estalle una revolución porque basta una alteración cualquiera en la legalidad [Política, pág. 326]. Bastó para que iniciara la revolución jazmín en Túnez que una policía confiscara el carro de verduras de Mohamed Bouazizi.
Pero esta pequeña chispa no hubiera desatado la explosión social que siguió a la inmolación de Bouazizi si la situación social del país árabe no hubiera proporcionado el combustible necesario. Mencionaba Aristóteles que así pues las revoluciones surgen, no por cosas pequeñas, sino por pequeñas causas; el objeto de ellas siempre es importante, aunque las causas determinantes sean minúsculas [Política, pág. 328].
Tras haber expuesto las similitudes del tirano de Aristóteles con el dictador moderno, considero que será necesaria una pequeña exposición de los motivos que Aristóteles menciona como necesarios para causar una revolución y así veremos como se acomodan con la situación en estos países árabes, particularmente Egipto y Túnez donde sus revoluciones han logrado el cometido de destituir al tirano. Recordemos que la inmolación de Bouazizi y el triunfo de la revolución jazmín son causas determinantes, la primera fue causa determinante de la revolución jazmín y la segunda (a su vez objeto de la primera) fue causa determinante de la oleada de revoluciones en el mundo árabe; mientras el objeto de todas estas revoluciones es el de cambiar el status quo.

A continuación presento cinco causas que encontré en Aristóteles como razones para el inicio de una revolución y posteriormente expongo de manera brevísima como se relacionan con lo sucedido en Egipto y Túnez. Una vez que se leen una a una se hace claro de a poco como estas ideas, que no son todas la que expone Aristóteles y además resultan convergentes, son perfectamente válidas para explicar dichas revoluciones:

1. Cuando los gobernantes se entregan a violencias y por todos los medios tratan de satisfacer sus ambiciones, los ciudadanos se sublevan contra ellos, contra los magistrados, contra todos los que ejerciendo el poder cometen, consienten o no reprimen ultrajes semejantes [Política, pág. 322].
2. La monarquía perpetua destruye la igualdad de los ciudadanos, y el restablecimiento de la igualdad es, generalmente, el objeto de todas las revoluciones [Política, pág. 329]
3. Los motivos, pues, de todos los disturbios son el interés y los honores [Política, pág. 321].
4. El menosprecio es causa de revolución, en las oligarquías singularmente, cuando la mayoría de los ciudadanos, excluida de toda participación en el gobierno, acaba por penetrarse de que ella tiene la fuerza [Política, pág. 323].
5. Los que se ven privados de empleos y distinciones se indignan al ver que se conceden a otros con injusticia o con prodigalidad, y se sublevan [Política, pág. 322].

Así pues en el caso de Túnez, el comienzo de la revolución fue el acto de una policía que cometió un ultraje contra Bouazizi y un departamento de policía que consintió el acto de dicha oficial; así como de un sistema corrompido por la ambición de un presidente que dirigía no otra cosa que una mafia de Estado. En Egipto la causa determinante fue el triunfo que tuvo la revolución jazmín, pero el objeto era el de destituir a un presidente que se había perpetuado en el poder en una situación similar (primer causa).
Ambos países contaban con altos niveles de desempleo, como mencioné anteriormente, y tenían una clase oligárquica que obtenía todos los beneficios, creando así una clara desigualdad social (segunda causa). Era pues por interés que los ciudadanos de dichos países se sublevaron al verse privados de empleos y distinciones (tercera y quinta causa), esto provocado por el menosprecio de la clase oligárquica que excluyó al pueblo de una participación del gobierno y del bienestar (cuarta causa), precisamente por la necesidad del tirano de rodearse de una oligarquía para perpetuarse en poder.

6. Conclusión

En los dos párrafos anteriores confluyen de manera natural y sin complicaciones las causas que provocaron las revoluciones en Túnez y Egipto, junto con las causas que Aristóteles mencionan como factores para el inicio de la revolución.
Si bien es cierto que algunas ideas vertidas por Aristóteles en la Política no resultan válidas para describir los hechos antes mencionados, y por ende no fueron mencionadas en el ensayo anterior, también es cierto que una gran mayoría de ellas sigue conservando una vigencia impresionante, contando las palabras de Aristóteles con una vividez que suena casi profética.

Bibliografía

1. “D’où vient la "révolution du jasmin" ?” (http://www.europe1.fr/International/D-ou-vient-la-revolution-du-jasmin-375743/), Europe1. 17 de enero del 2011.
2. Bobbio, Norberto, 2010. Estado, Gobierno y Sociedad. Mexico: FCE.
3. “Father of all Turkmen toppled under orders of successor” (http://www.timesonline.co.uk/tol/news/world/europe/article6994416.ece), The Times Online. 20 de enero del 2010.
4. “10 most censored countries” (http://www.cpj.org/reports/2006/05/10-most-censored-countries.php), Comitee to Protect Journalists. 2 de Mayo del 2006.
5. “Turkmenbashi everywhere” (http://www.cbsnews.com/stories/2003/12/31/60minutes/main590913.shtml), CBS News. 4 de enero del 2004.
6. Constitution of North Korea (http://en.wikisource.org/wiki/Constitution_of_North_Korea_(1972)), Wikisource. 1972.
7. “N Korea names Kim's sucesor” (http://news.bbc.co.uk/2/hi/asia-pacific/8078324.stm), BBC. 2 de junio del 2009.
8. “Logra presidente tunecino, Ben Ali, quinto mandato” (http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/logra-presidente-tunecino-ben-ali-quinto-mandato-de-gobierno/), Zócalo Saltillo. 26 de Septiembre del 2009.
9. “Tunisia: Exemplary lesson for kleptocratic dictators” (http://www.ft.lk/2011/01/25/tunisia-exemplary-lesson-for-kleptocratic-dictators/), DailyFT. 25 de enero del 2011.
10. “Egypt's ologarchy determined to prevent true revolution” (http://www.bbc.co.uk/blogs/newsnight/markurban/2011/01/egypts_oligarchy_determined_to.html), BBC. 31 de enero del 2011.
11. “A dictator dispatched” (http://www.newsweek.com/2011/01/23/a-dictator-dispatched.print.html), Newsweek. 23 de enero del 2011.
12. “Lybia's Gadhaffi accused of using foreign mercenaries” (http://www.npr.org/2011/02/23/133981329/who-are-foreign-mercenaries-fighting-for-gadhafi), NPR. 23 de febrero del 2011.
13. “Chávez expropia 9 campos de golf y amenaza con erradicarlo de Venezuela” (http://www.libertaddigital.com/economia/hugo-chavez-la-toma-con-los-campos-de-golf-ya-ha-expropiado-nueve-1276373814/), Libertad Digital. 23 de noviembre del 2011.
14. “Chávez continua expropiando terrenos” (http://america.infobae.com/notas/24502-Hugo-Chavez-continua-con-las-expropiaciones-de-terrenos-en-Caracas), Infobae. Obtenido el 6 de mayo del 2011.
15. “Arab countries have highest unemployment rate in the world” (http://www.ansamed.info/en/news/ME.XEF68151.html), Ansamed. 26 de enero del 2011.
16. “Arab countries fail on human rights” (http://globalnation.inquirer.net/news/breakingnews/view/20091209-241026/Arab-countries-fail-on-human-rightsreport), Inquirer. 12 de agosto del 2009.
17. Aristóteles, 1932. La Política. Francia: Casa Editorial Garnier Hermanos.

1 comentario:

Miguel dijo...

Buen trabajo Adrián,

Más que profético creo que Aristóteles conocía bien a los hombres de su tiempo y ya se sabe que el hombre es el único animla que tropieza dos veces con la misma piedra.

Repetimos comportamientos, es por eso que mirar a los clásicos siempre es conveniente.

Yo nunca había leido nada de Aristóteles, ahora se un poquito más gracias a tus explicaciones.