25 de mayo de 2009

Something about Little Village

La escena es conocida: vendedores de frituras, puestos de fruta fresca atendidos por chilangos, restaurantes y puestos ambulantes que ofrecen tacos de asada, tripas y pastor aunque sin trompo a la vista, camionetas vendiendo productos de limpieza "no revajados", carritos de paletas y paleterías "La Michoacana", una escuela primaria llamada "Emiliano Zapata", héroe de la revolución, y una bandera estadounidense ondeando en los patios de dicha institución.

Esta escena se puede ver en Little Village, Chicago, ahora rebautizado como La Villita y conocido como el barrio mexicano de la ciudad.

Así como se pueden encontrar barrios predominantemente ocupados por inmigrantes mexicanos y sus familias, también existen barrios ocupados por puertorriqueños (portorros), griegos, polacos, chinos, y otros. Pero es quizás la población mexicana quien tiene el mayor impacto en la dínamica de esta ciudad.

Por este motivo, quien recorra la ciudad de Chicago se encontrará con una cantidad innumerable de restaurantes mexicanos, talleres de mecánica automotriz como "Jalisco" o "Pedro's Auto Repair", tiendas de moda vaquera y deportivas que ofrecen playeras de la liga mexicana de fútbol, tiendas de abarrotes (groceries y food stores), tortillerías, etcétera.

Quizá sea por eso que la ciudad de Chicago ofrezca a los negocios que preparan carnitas un Carnitas preparation guideline (Guía de preparación de carnitas), que la población afroamericana esté comenzando a incluir productos como el taco o los esquites (corn in cup) en sus hábitos alimenticios, que la oficina de extensión de nuestra Universidad Nacional en Chicago ofrezca cursos de español para profesionales de la salud o que (para sorpresa y desencanto mio) sea en Chicago donde he visto más banderas mexicanas ondeando en casas y negocios, frecuentemente acompañadas de una bandera estadounidense demostrando que su residentes ostentan una doble nacionalidad y mientras los padres son mexicanos sus hijos son estadounidenses.

Es posible que seguridad fronteriza haya mantenido a muchos mexicanos fuera de suelo estadounidense pero también ha mantenido a muchos dentro (por cierto, muchos de los agentes de migración que uno puede encontrarse en estos días son descendientes de inmigrantes latinoamericanos) y eso está modificando por completo el aspecto del Estados Unidos que muchos imaginábamos.

No hay comentarios: